Saltar al contenido

¿Qué es la libertad financiera y cómo lograrla?

Libertad financiera es la condición en la que una persona puede mantener su nivel de vida sin tener que trabajar. Hagas lo que hagas, vayas a donde vayas, tus ingresos están garantizados. Sin duda, un privilegio de pocos y una hazaña que todos, si nos lo proponemos, podemos lograr.

Lo más común es que la gran mayoría de las personas tienen una sola fuente de ingresos: un sueldo. Pero un ingreso nunca le hará rico. Nunca le hará libre. La idea – y la clave de todo – es ser libres financieramente. Es decir, hemos logrado nuestra libertad financiera cuando generamos varias fuentes de ingresos sin que nosotros tengamos que estar trabajando todo el tiempo en ellas.  Se corta un ingreso, no hay problema porque tenemos otros ingresos.

Esa es la pequeña diferencia entre los unos y los otros:

“El pobre tiene un ingreso. El rico tiene varios ingresos.”

¿Qué necesitamos para lograr nuestra libertad financiera?  Trabar con inteligencia. Esforzarse al cien por ciento, a cada instante. La ruta es más o menos a como sigue:

Usted trabaja, con sus ingresos cubre sus necesidades y el excedente lo convierte en capital para invertir. Esto supone que usted debe decirles adiós a los caprichos y concentrarse en ahorrar para invertir. En paralelo, debe educarse. La combinación más poderosa siempre ha sido: Educación + capital.  Es decir, usted se debe convertir en una persona preparada para multiplicar su dinero.

La verdad sobre los activos:

Para crear varias fuentes de ingresos hay que entender dos conceptos fundamentales:

  • ACTIVOS Y PASIVOS.

Un activo, en definición sencilla y según Robert Kiyosaki, “es todo aquello que pone dinero en nuestros bolsillos.” Un pasivo, por su parte, es todo aquello que quita dinero de nuestros bolsillos.

Los activos son como árboles que vamos sembrando y que, pasado un tiempo, constantemente nos darán cosechas.  En otras palabras, los ricos construyen activos para que después esos activos trabajen por ellos.

 

He aquí las ideas principales:

Los activos te dan libertad, los pasivos te hacen esclavo.  Los activos te harán rico, los pasivos te harán pobre. Un activo es bueno por el flujo (dinero) que genera.

¿Un carro es un activo o un pasivo?

Depende para que lo uses. Si en lugar de generar dinero el carro se convierte en un gasto, entonces no es un activo es un pasivo.

¿Un celular es un activo o un pasivo?

Otra vez la respuesta es la misma: DEPENDE. Todo depende de el para qué usamos el celular.  Puede ser una herramienta de trabajo o puede ser una distracción sin sentido.

Se ha encontrado que las personas que tienen problemas financieros tienen pasivos que se presentan en modo de hábitos. Los hábitos de pobreza son el principal enemigo de la riqueza. Así, encontramos que muchas personas tienen estos hábitos:

  • Gastan su dinero en licor.
  • Se endeudan por comprar ropa de marca o artefactos
  • Desperdician su tiempo

Los pobres compran los lujos con el dinero de su trabajo; en cambio los ricos compran los lujos con el dinero que es producto de sus activos. Por eso si usted quiere hacerse rico debe ser prudente y respetar los procesos:

Primero, construya los activos. Deje los lujos para el final. Ahorre e invierta. El problema de mucha gente es que “ganan como pobres y quieren vivir como ricos.” Esa actitud los hace cada vez más pobres porque viven pagando deudas. Trabajan para pagar. Y al final se dan cuenta que el tiempo ha pasado y que en realidad ellos no han progresado. Por eso la persona que quiere salir adelante tiene que dedicarse a construir activos. Recuerde: usted construye sus activos y los activos le darán dinero.

Padre Rico dice: “Los activos te dan de comer si no trabajas; los pasivos te comen si no trabajas.”

 

EL CÍRCULO DEL DINERO

Una guía para empezar de cero, sobre todo para quienes están en un empleo y/o en condiciones realmente limitadoras.

  • Trabaja y ahorra para un capital de negocio.
  • Invierte en un negocio y sigue ahorrando.
  • La ganancia del negocio vuelve a reinvertirlas.
  • Gran parte de la ganancia inviértelas en otro negocio.

El dinero no es para gastar, el dinero es para invertir. Cuando tengas varios activos, allí recién deja que esos activos compren tus lujos.

Comentarios